El modelo de franquicia (I): factores a tener en cuenta

En tiempos de crisis económica, la opción de muchos pequeños inversores de adoptar el modelo de franquicia a la hora de montar su propio negocio aparece como una opción nada desdeñable; a favor de ello aparecen innumerables ventajas, como, por ejemplo, el pertenecer a un determinado grupo de prestigio en expansión o consolidado en el mercado, y comercializar los propios productos bajo la tutela de una gran marca… Sin embargo, ¿cuáles son las ventajas y desventajas que ofrecen las franquicias? ¿En qué aspectos debe reparar un pequeño inversor a la hora de decidirse por una franquicia u otra? ¿Cuál es el perfil ideal de franquiciado potencial que interesa a las franquicias? ¿Cuáles suelen ser los errores habituales?

 CARACTERÍSTICAS QUE HABRÍA DE TENER EL FRANQUICIADOR

 INNOVACIÓN

La innovación es fundamental en los tiempos que corren para dotar a los negocios de rasgos diferenciales que les permitan posicionarse como una empresa moderna que ofrece buenos productos a sus clientes, aportándoles al mismo tiempo un mayor valor añadido. Las franquicias habrían de ofrecer:

                 1) Innovación en producto: productos de calidad, y un Departamento de I+D+i que invirtiera recursos en llevar a cabo investigaciones constantes hacia la búsqueda de nuevas soluciones y productos para satisfacer la demanda de los consumidores.

                2) Innovación en promoción (nuevas técnicas de publicidad, merchandising en el punto de venta, elementos de promoción corporativos con la imagen de marca…).

                3) Innovación en distribución (franquicias que ofrezcan una mayor rentabilidad al franquiciado y una óptima gestión de stocks, al contar con almacenes centralizados y un servicio de logística con repartos diarios que haga que las tiendas no precisen de almacén).

 COLABORACIÓN CON EL FRANQUICIADO

 El franquiciador habrá de ayudar y asesorar al futuro franquiciado en la implantación de su negocio durante todas las etapas que dure la colaboración entre ambos; algunos de los aspectos en los cuales el franquiciador deberá incidir, a fin de lograr el beneficio mutuo, son:

                 · Asesoramiento al franquiciado a la hora de planear y estudiar la viabilidad de las ubicaciones de los locales candidatos para albergar los establecimientos de la franquicia: localización, número de habitantes del área de influencia, barrio donde ubicarlos, tipo de vía (tráfico de vehículos, afluencia de transeúntes, cercanía y facilidad de aparcamiento, conectividad con puntos de interés o de transporte público…). Estudiar el índice de saturación comercial de la zona y el potencial de expansión en cada caso.

                · Ofrecerle al franquiciado, si ello fuera posible, la opción de optar por las modalidades de franquicia corner o franquicia tienda. Esto permite optar a la franquicia a todo tipo de inversores (grandes o pequeños). La franquicia corner permite su ubicación dentro de centros comerciales, o bien en el interior de otros locales que desempeñen otras actividades, tales como estancos, bazares, estudios de fotografía, etc…, lo cual añadirá rentabilidad al “local madre” con una ocupación mínima del espacio y complementando su clientela atrayendo a más segmentos de clientes. También hay franquiciadores que ofrecen la posibilidad de las “tiendas asociadas”, ofreciendo la posibilidad a comercios ya consolidados de colaborar únicamente con determinadas líneas de producto en los cuales los comerciantes estén interesados.

                · Respaldo constante del franquiciado en materia de asesoramiento y gestión de la decoración e interior, así como apoyo en la inauguración del local.

                · Compromiso con los franquiciados: acuerdos de colaboración prorrogables.

              · Provisión de materia prima desde la central a unos precios muy exclusivos, negociados con los proveedores de manera ventajosa para el franquiciado.

                · Posibilidad para el franquiciado de rechazar el género.

                 ASPECTOS FINANCIEROS

                · Cánones de entrada y royalties reducidos.

                · Rápido retorno de inversión.

                FORMACIÓN DEL FRANQUICIADO

         · Formación completa y exhaustiva de los franquiciados acerca de la producción, comercialización y explotación de los productos en sus áreas de explotación, y posterior asistencia continua. Posibilidad de formación inicial del franquiciado en tiendas piloto.

                · Adecuada transmisión del “saber hacer”.

                · Reciclaje y formación continua.

PERFIL DE FRANQUICIADO POTENCIAL

Las franquicias pueden ser realizadas principalmente o complementarias a otro negocio u oficio; el candidato debe ser una persona dispuesta a emprender por su cuenta un negocio o un comerciante que quiera ampliar su oferta de productos:

                 · Preferible experiencia en el campo comercial y de ventas (aunque no obligada).

                · Perfil comercial y dotes organizativas.

                · Extroversión, iniciativa y grandes dotes comunicativas.

                · Motivación y carácter emprendedor.

                · Implicación en la gestión directa del establecimiento.

                · No es necesaria formación empresarial específica.

                · No es imprescindible experiencia previa en el sector.

                · Capacidad económica para acometer la inversión inicial.

Autor: dcalvo

Comparte esta publicación en